En 2006 Chris Anderson escribió el libro The long tail (La larga cola). En él se habla de la importancia del volumen mínimo de clientes que pueden atraer los productos individuales de menor popularidad. Sin embargo, en conjunto estos millones de productos poco importantes generan más negocio que todos los productos más populares juntos.

El cambio que ha introducido Internet entre la oferta y la demanda. En cualquier tienda espacio supone dinero y una inversión económica en stock. Es por este motivo que sólo se muestra lo más popular y el resto se retira. En Internet esto ha cambiado. Hay espacio para todo. Los costes de presentar mil o un millón de productos en una web son casi los mismos. Ocupa en un disco duro una pequeña fracción. Esto hace que el coste de almacenaje en una web supone poco o nada y, por lo tanto, se puede vender de todo sin problemas debido a lo económico que es el espacio de almacenaje. En Internet es importante la relación entre los gastos de envío y el valor del producto. Pero es obvio que esta importancia disminuye bastante para los aficionados si se trata de un producto que no lo pueden encontrar en la tienda normal de cerca de casa. Encontrar lo que se busca, a veces, es tan difícil que pagar unos gastos de envío, una vez se ha localizado el objeto deseado, pasa a ser algo irrelevante.

Dentro de los límites expuestos de gastos de envío y almacenaje hay que jugar con el importantísimo factor a tu favor de ampliar la oferta en la web el máximo posible. Es decir, aprovechar la larga cola de productos que se venderán poco pero que al ser muchos representa un montón. El éxito está en ofrecer cantidad.

La competencia en las palabras clave. En Internet es más difícil conseguir 5000 visitantes con una búsqueda (por nivel de competencia) que recibir 5 visitas de 1000 búsquedas de palabras diferentes. El resultado es el mismo: 5000 visitas. Nos va a suponer más trabajo de arranque, casi seguro, pero a la larga nos va a representar muchos más beneficios trabajar las mil búsquedas que solo una. Veamos algunos ejemplos del por qué:

1.- Es más fácil posicionarse para frases de búsqueda (combinación de varias palabras) por ser muy específicas y tener menos competencia que una sola palabra.

2.- Es más fácil mantenerse en el top 10 de resultados porque no habrá muchos competidores que nos quieran guerra.

3.- Es más fácil llegar a una posición en el top 10 de resultados porque si es con una frase de la larga cola lo más seguro es que la web desbancada ni lo nota.

4.- La mayoría de las empresas no suelen querer invertir ni tiempo ni dinero en incluir miles de términos de la larga cola en su campaña de pago por click en buscadores. Van sólo a por los términos populares. Son fáciles pero a un alto precio.

5.- Las búsquedas de la larga cola suelen ser una combinación de palabras clave por búsqueda. Esto significa que son más específicas. Al describir la persona que busca algo más concreto la ratio de conversión en una venta es mucho mayor.

SEO para la larga cola. Una vez tenemos las combinaciones de palabras clave que nos interesa que nos posicionen lo que hay que hacer es escribir textos utilizando esas combinaciones de frases. Al principio parece algo poco natural. Pero pronto se aprende a escribir textos que parezcan naturales y que nos posicionarán para el tráfico de la larga cola.

Medición de los resultados. Es importante hacer un seguimiento de dos importantes datos:

1.- Ver cuánto tráfico se recibe con los términos de la larga cola con los que se está trabajando.

2.- Ver cuánto tráfico se recibe con términos de búsqueda con los que no se está trabajando y que quizás valga la pena trabajar más aprovechando el tirón.