Elementos visibles: No es suficiente tener solo texto en las webs y blogs. Hay que usar de forma complementaria las ilustraciones, fotos, gráficos, audio y vídeo. Tiene que haber siempre algo que entre por los ojos.

Presentaciones didácticas: Primero: anunciar lo que vas a decir. Segundo: decirlo. Tercero: resumir lo que has dicho. Hay que tener muy en cuenta que lo que son los títulos y los subtítulos recibirán la primera impresión del escaneo visual inicial de la página. Normalmente, en cada texto o párrafo la primera y última frase son las que más centran la atención en primer lugar.

Diferentes posibilidades de escribir un post: contar una historia, listado, una guía para algo, checklist, entrevista, cuestionario, discusión abierta, citar fuentes de autoridad, citar resultados de investigaciones, preguntas de visitantes respondidas, revisión de un producto o servicio, competiciones y concursos, la empresa en los medios de divulgación tradicional (TV, radio, revistas, periódicos, ….).

Organización de la web:

– Pensar en la estructura con la vista puesta en el largo plazo de cara a su previsible evolución.

– Comprobar si la actual estructura es eficaz con los clientes y proveedores.

– En el equipo de redacción debe de haber alguien con la última responsabilidad.

– Ver si conviene seguir un determinado estilo corporativo.

– Tener en cuenta que es muy diferente escribir contenidos de cara a los buscadores o de cara a los clientes.

– Es importante presentar el resumen o conclusiones al principio de los artículos.

– Hacer una revisión general por parte de la empresa para ajustar el contenido.