Mencionar el nombre del receptor en la newsletter que recibe.

Dejar que el suscriptor pueda influir en lo que recibe o no. Una buena forma es crear una serie de categorías que puedan ser seleccionadas o no por el receptor.

Disponer una sección que se adapte al receptor en función de lo que conocemos que le gusta. Se puede hacer a partir de los productos que haya comprado en el pasado.

Personalizar la comunicación con el nombre y foto del que manda el newsletter.

Invitar a que pueda comentar lo que se recibe.

Hacer un diseño de tal forma que el receptor encuentre siempre lo que pueda interesarle en el mismo sitio sin complicarle la vida con búsquedas.

Es mejor una frecuencia mas bien baja para no crear expectativas que luego no se puedan cumplir. Procurar ser constante con el día del envío.

Calcular la inversión total que representa la confección de una newletter por lo que se refiere a creación de contenidos, diseño, software, control de estadísticas, etc.

Considerar los objetivos que se pretenden alcanzar, si valen la pena con respecto a la inversión y si se pueden conseguir los objetivos de otra forma.

Tener un sistema de medición para comprobar los objetivos y las estadísticas de los resultados.

Usar fotos que refuercen los mensajes escritos.

La newsletter debe ser algo realmente interesante y útil para cualquier usuario. No debe destacar lo que vendamos sin que haya algo más. Las guías del tipo ¿cómo conseguir …? o diez consejos para …. suelen ser muy aceptadas.

Dejar los espacios publicitarios bien diferenciados del resto.

Asegurarse que se podrá ver con cualquier software de recepción de emails.

Ser un poco variado con la forma de presentar los contenidos informativos incluyendo gráficos, presentaciones, entrevistas, etc.

Invitar a expertos externos a que colaboren con la redacción del newsletter.

Escribir dando consejos, usando el humor y no extenderse demasiado.

Citar las fuentes de información que hemos usado de terceras personas.

Hacer algún tipo de encuesta a los receptores para saber qué temas interesan más.

Dar la posibilidad al usuario que cancele su suscripción de una forma simple sin estratagemas raras.